Cliente demanda a empresa de montañismo, por no llevarlo a la cima del Everest

Cliente demanda a empresa de montañismo, por no llevarlo a la cima del Everest

Diversas reacciones causó en el mundo del montañismo, la demanda que interpuso Zachary Bookman, cofundador y CEO de OpenGo, a la agencia estadounidense Madison Mountaineering.

Zachary acusa haber sido estafado al haber pagado 69.500 dólares, algo así como 55.252.500 de pesos chilenos, por lo que finalmente “fue una caminata de cinco días”.

«No soy una persona irracional. Es solo … guau, ¿vas a recibir ese dinero de alguien para una caminata de cinco días hasta el campamento base del Everest? Es de risa», señaló Bookman.

El año pasado, Madison Mountaineering realizó una expedición comercial al Everest, liderada por Garret Madison, en la que también estuvieron como clientes, Kristin Bennett , presidenta y directora ejecutiva de una empresa consultora de tecnología y ciencia en Boston, Joe Vernachio , director ejecutivo de Mountain Hardwear. y Tim Emmett , un atleta extremo patrocinado por Mountain Hardwear.

Era otoño en Nepal, y hasta la montaña más alta del mundo llegaron varias expediciones, incluso destacados alpinistas como Kilian Jornet y Andrzej Bargiel.

El problema, es que salvo Jornet, nadie, incluídas las expediciones que iban al Lhotse, avanzó más allá del Campo Base, debido a un enorme serac en la cascada del Khumbu, que amenazaba con desprenderse en cualquier momento.

Con el correr de los días, todos fueron abandonando sus sueños de cima, hasta que Garret Madison tomó la misma decisión para Madison Mountaineering.

En las demandas, Bookman, también acusa que los sherpas no estaban capacitados y que lo del serac sería sólo una excusa, ya que de antemano se sabe los riesgos que implican el Everest.

Bookman ha interpuesto dos demandas, la primera a principio de año, donde solicita la devolución de 50.000 dólares, a los que supuestamente Madison Mountaineering se habría comprometido a devolver, por la suspensión de la expedición, algo que niega la empresa y la segunda, dos meses después, por no haber cumplido la promesa de devolución y los daños que eso ha causado.

“Creo que el señor Bookman quería continuar escalando. Y no tenía miedo del riesgo. Si hubiera estado en una expedición personal, hubiera podido proseguir con la ascensión por su cuenta. La razón por la que la gente me contrata, creo yo, no es solo por el apoyo logístico, sino también para tomar las decisiones en la montaña. Debido a toda mi experiencia y a mi historial de seguridad”, señaló Garret Madison al sitio GeekWire.com

Por el momento las demandas fueron desestimadas en California, estado donde reside Bookman, por lo que ahora, deberá realizarlas en Washington, lugar donde se encuentra la sede de Madison Mountaineering.

El tema, no ha pasado desapercibido en el mundo del montañismo y es mirado con especial atención, por el precedente que podría marcar.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *